Compartir

Muchas plantas exóticas, de otros países, fueron generando un desequilibrio del ecosistema local.

Sin embargo, las plantas autóctonas son las propias de un país o región, no sólo nos ahorran agua y sistemas de riego que son poco económicos, sino también trabajo de cuidado y mantenimiento.

Sostienen el equilibrio del ecosistema y están adaptadas a vivir con el agua de lluvia o poco suministro externo. Sirven de alimento, refugio y sitio de reproducción para la fauna local, que reparte las semillas y poliniza las flores, atrayendo colibríes, mariposas y otras epecies.

  • Los vegetales son el primer alimento de otras especies que serán luego alimento de las siguientes que sostienen la biodiversidad local.
  • Algunas de ellas serán polinizadas por aves o insectos, mientras que otras serán distribuidas por animales o el viento.
  • Otras brindarán refugio a la fauna o a las plantas que las usan como soporte para crecer o trepar sobre ellas, e incluso a aquellas que crecen bajo la sombra de árboles nativos.
  •  Capacidad de restaurar ambientes degradados
  •  Capacidad de contribuir a la mitigación y adaptación al cambio climático