Compartir

El último martes de febrero se celebra el Día Mundial de la Esterilización Animal, un día que fue proclamado por la Human Society Veterinary Medical Association en el año 1995, con el objetivo de aumentar la conciencia sobre la necesidad de castrar, para salvar vidas de animales y evitarles sufrimientos.

El control de la reproducción de los animales de compañía es importante, ya que de ello depende, en muchos casos, su supervivencia. Es un acto responsable que ayuda a la salud de los animales, evitando que por el instinto se expongan a peligros e incluso previniendo futuras enfermedades.

La esterilización se trata de una intervención quirúrgica efectuada por un médico veterinario, la cual puede realizarse a partir de los seis meses de edad del animal.

Es importante aclarar que ningún animal necesita tener crías antes de ser esterilizado.

Las camadas de animales no planificadas son susceptibles a dos fenómenos negativos: el maltrato y el abandono.

Con la esterilización se puede: prevenir enfermedades, evitar la sobrepoblación, mejorar el comportamiento, entre muchos beneficios más.

Comunícate