Compartir

La polémica por un proyecto para buscar petróleo frente a la Costa Atlántica llega a la Corte Suprema. Luego de que la Cámara Federal de Mar del Plata autorizara la exploración petrolífera offshore en el Mar Argentino, Greenpeace presentó un recurso extraordinario ante el máximo tribunal de Justicia porque consideran que hay peligro ambiental.

La actividad, a cargo de YPF y la empresa noruega Equinor, estaba suspendida hasta ahora por una medida cautelar. Pero el 5 de diciembre, los jueces Eduardo Pablo Jiménez, Alejandro Osvaldo Tazza y Walter David Pelle, la revocaron. En su fallo, sostuvieron que “este proceso tiene por objeto de análisis un proyecto de prospección sísmica cuya finalidad es determinar si existen reservas petrolíferas en el fondo submarino; sin que se esté debatiendo aún un proyecto extractivo“.

Comunícate